Inicio / LOCALES / La Cooperativa Renacer deberá nacionalizar el embarque de televisores por una “decisión política»

La Cooperativa Renacer deberá nacionalizar el embarque de televisores por una “decisión política»

Por decisión política de la gobernadora Rosana Bertone, el ministro de Industria Ramiro Caballero no convocó a reunión de la Comisión del Área Aduanera Especial y, en consecuencia, no se trató el pedido de excepción de la Cooperativa Renacer para la importación de insumos de televisores, entre los cuales hay plaquetas insertadas de origen.


La presidente de la Cooperativa, Mónica Acosta, informó a Radio Provincia sobre la reunión mantenida el pasado viernes con funcionarios del Ministerio de Industria, donde se le comunicó esta decisión.
“El viernes tuvimos una reunión con el secretario de Pymes José Luis Artaza y Fabián Goya, que son dos colaboradores del ministro Caballero. Nos transmitieron que no va a haber reunión de la CAAE en el corto plazo, y no se nos explicaron los motivos. Simplemente nos transmitieron que la decisión política es que, para destrabar a corto plazo la situación, no tenemos otra alternativa más que la nacionalización de los televisores con las plaquetas chipeadas de origen”, dijo, lo que implica pagar los aranceles correspondientes.
Ayer esperaban la llegada del primer embarque, que ya viene retrasado porque debió tocar el puerto de Ushuaia el viernes pasado y, al hacer trasbordo en Buenos Aires, la carga se dividió en dos, de seis contenedores cada una.
Hoy Acosta prevé reunirse con autoridades de Aduana para el proceso de nacionalización. Los funcionarios de Industria le transmitieron que “posteriormente a que nosotros acordemos esa instancia de nacionalización, van a generar un consenso y se van a comunicar con todos los actores de la CAAE, para generar una nueva dispensa del proceso productivo”.
Según la trabajadora, en lugar de una reunión formal de la comisión, habría una suerte de “consenso telefónico”, de manera que los actores de la CAAE en forma individual vayan autorizando la nacionalización de las plaquetas. Es un proceso distinto de la excepción, la cual podría aprobarse de haber convocatoria a reunión formal, pero la decisión política de impedirla es clara.
“En este caso tenemos que pagar para nacionalizarlas y planteamos que no tenemos recursos para hacer frente a ese desembolso”, dijo Acosta.
Lo cierto es que Caballero ahora le derivó las definiciones a la Aduana, que tendrá que decidir si acepta o no un plan de pago, para que Renacer pueda hacerse de los insumos.
Con este pago de aranceles, la rentabilidad quedará reducida casi a cero, pero los trabajadores priorizan el cumplimiento con el cliente, que espera el producto terminado. No quedaría ganancia “ni siquiera para disponer de un mes de salario digno, en un mes donde se va a trabajar mucho”, indicó Acosta, dado que por todos los retrasos prevén extender la jornada laboral a doce horas, para poder sacar la producción.
La nacionalización “es la única alternativa posible si queremos sacar los televisores de la isla”, ratificó, ante la decisión del gobierno de impedir que se apruebe la excepción.
Acosta dio a conocer que el referente del PRO Tito Stefani “se comprometió a acompañar para ayudar con la gestión con la Aduana, pero es lo único que queda por hacer. Nuestro peor fantasma es el tiempo. Aunque salgamos empatados en lo económico, queremos mantener el trabajo en los dos meses sucesivos. Nuestro cliente hace dos semanas nos viene pidiendo que hagamos una proyección de entrega de camiones. Necesitan saber si esos televisores van a salir de la provincia, porque si no, van a tener que pensar en una segunda opción”, alertó Acosta, sobre el riesgo latente de no llegar a tiempo y perder ese contrato, que acarreará el incumplimiento con el banco y la pérdida de su predio.
Aspiran a “una decisión política de la Aduana para que no nos pidan recursos que no tenemos”, y que acceda a un pago de aranceles “a medida que entren los pagos del cliente”.
“Es importantísimo lograr un plan de pago con la Aduana, para empezar a fabricar ni bien llegue la mercadería. El barco se está atrasando, porque iba a llegar el 21 de este mes, y nuestro plan era de ocho horas de trabajo para sacar 400 televisores por día. Esta gestión por lo menos va a demorar una semana más y lo vamos a resolver trabajando doce horas, poniendo una segunda línea en funcionamiento”, adelantó.
Por FM Aire Libre, Acosta remarcó que “todo lo que teníamos lo invertimos en este negocio, tanto los créditos como el capital propio que teníamos de una venta”.
“Hace más de dos semanas que no podemos asistir al cliente el requerimiento que nos viene pidiendo del plan de entrega. Ellos están perfectamente al tanto de nuestra situación”, dijo, no sólo respecto del problema ahora con Aduana sino del embarque fraccionado, dado que la mitad de la mercadería llega esta semana y “hay otros seis contenedores que estarían llegando a fin de mes”, dijo.
“Necesitamos que estos funcionarios cumplan con lo que nos dijeron”, reclamó a los hombres de Caballero, con los que se reunieron el viernes, “porque independientemente de que no haya una reunión de la CAAE ellos se comprometen a hacer una especie de consenso telefónico con todos los actores por este tema. No deja de ser una dispensa del proceso productivo, porque tanto la excepción como la nacionalización son dos tipos de dispensa. La diferencia es que con una tenemos que pagar y con la otra no”, planteó.
“Nosotros le dijimos al Ejecutivo que siempre hemos cumplido con nuestros clientes, porque nunca hemos quedado mal, y que esta no iba a ser la ocasión, pero dado que a corto plazo no va a haber reunión de la CAAE no tenemos otra alternativa”, reiteró.
Acosta apuesta a que al ser la Aduana un organismo nacional, la postura sea distinta de la que tuvo la provincia: “Esperamos que el estado nacional nos siga acompañando y de esa forma se genere un canal de solución alternativa, para que primero podamos nacionalizar. Eso tendrá que ir a la famosa discusión de consenso (vía telefónica), y luego de fabricados los televisores tenemos que tener los certificados de exportación necesarios, para que no se genere una traba operativa en el mientras tanto”, manifestó.
“Del punto de vista interno hemos definido un plan de trabajo de doce horas, para poder fabricar en mejores tiempos. Teníamos previsto trabajar ocho horas para sacar 400 televisores por día y ahora hemos incrementado la producción a doce horas. Nos duele mucho porque en este negocio tomamos 25 millones en créditos y tenemos que devolver 29 millones; pagamos el 8% de royalty a la firma concesionaria de la marca Crown Mustang, y tenemos gastos internos dolarizados. No nos quedaba un margen importante de negocio y, con la nacionalización, prácticamente quedamos hechos. De recursos propios invertimos 5 millones”, agregó Acosta sobre esta apuesta a ampliar su producción, cuando contaban con un cliente seguro.
“No vemos la hora de cumplir con eso, porque como garantía pusimos una hipoteca de un predio que cuesta arriba de 22 millones para el préstamo del BTF. Todo este circuito tiene que estar bien calzado, porque si algo sale mal, nos quedamos sin lo principal, que es la continuidad de trabajo. Nos metimos en todo este brete y sabíamos que era una apuesta compleja, pero estamos confiados en que lo vamos a poder lograr. Aunque salgamos hechos, igual vamos a seguir corriendo el riesgo”, concluyó.

Provincia23.-

Compruebe también

PROCEDIMIENTO FEDERAL: UTILIZABAN CASAS PARA CULTIVO DE CANNABIS Y LUEGO COMERCIALIZABAN

Tras investigación de más de 40 días, secuestraron 27 macetas con el mejor cannabis. 200 …

LA CONCEJAL ROSANA TABERNA DE TOLHUIN TIENE CORONAVIRUS

La funcionaria presentó síntomas compatibles al COVID19 y al realizarse el test rápido y el …

Dejanos tu comentario