Inicio / LOCALES / Industria: “Yo necesito flexibilidad en la normativa y esto lo firma el presidente de la Nación”, dijo Bertone

Industria: “Yo necesito flexibilidad en la normativa y esto lo firma el presidente de la Nación”, dijo Bertone

La gobernadora Rosana Bertone dialogó esta mañana con Radio Nacional Ushuaia sobre la crisis en la industria fueguina y expuso los impedimentos del gobierno nacional para diversificar producción, dado que no flexibiliza las normas y esto depende “de la firma del presidente”.

En principio fue muy crítica por la existencia de los llamados “contratos basura” cuando desde el inicio de su gestión se notificó formalmente a las empresas sobre la ilegalidad de esta modalidad, y cuestionó la inacción de la UOM.

 

“Ni bien llegamos al gobierno nosotros dictamos una normativa en el Ministerio de Trabajo de la provincia y notificamos formalmente a todas las empresas, además habló personalmente el ministro Caballero y el ministro Cabrera con cada empresa y luego con Hellemeyer de AFARTE. Les dijimos que esta manera de contratación no era la adecuada porque luego, cuando hay una dificultad, la gente queda en la calle. Les pedimos que se atuvieran a la norma legal para contratar pero el sindicato y las empresas han hecho caso omiso a esa normativa, siguen contratando y nadie dice nada”, criticó.

 

“Ahora que empieza a decaer la fabricación de televisores porque están super stockeados para el mundial, se dan cuenta de lo que pasa con la gente. Pero la gente está con los contratos basura desde que tengo memoria”, subrayó.

 

“A mí me criticaron muchísimo por lo que dije con respecto a estos contratos, pero las empresas de Ushuaia pudieron ponerse dentro de las normas y en Río Grande no. La industria electrónica tiene un número determinado de empleados del que no nos deberíamos correr. La industria electrónica tiene estos picos de 14 mil ó 17 mil y después volvemos al número real de 11 mil o 12 mil y el resto de la gente queda fuera del sistema. Esto ha sido así eternamente”, insistió.

 

“Yo adelanté esta realidad desde el año 2000 en que fui electa diputada nacional. Desde ahí en adelante la situación industrial de Tierra del Fuego es siempre la misma. Es una pelea permanente y a mí no me toma de sorpresa”, dijo del contexto crítico actual, con 800 contratos caídos en un día.

 

“Desde el 2000 vi la caída con De la Rúa, luego con la devaluación con Duhalde logramos una modificación del decreto 490. Luego se logró la prórroga hasta el 2023, seguimos con los impuestos internos, volvimos con los anuncios de Dujovne. Esto es permanente. La última pelea que tuvimos con Dujovne fue dificilísima y la relación con el gobierno nacional sigue siendo traumática”, aseveró.

 

La gobernadora puso el eje en la rigidez del gobierno nacional cuando se le plantea la necesidad de adecuar normativa para diversificar la producción de Tierra del Fuego, al tiempo que dejó expuesto que el discurso de Cambiemos sobre el cambio de matriz productiva en la provincia no tiene un correlato con la realidad. “Yo sigo llevando propuestas y en la última visita de Marcos Peña traté de mostrarle toda la normativa que se necesita para corregir la situación. No les estoy pidiendo la prórroga por 50 años del régimen, sino que me den la posibilidad de reconvertir a otros productos, para demostrarles que Tierra del Fuego es competitiva en estos pocos años que nos quedan de promoción. Hay un saber hacer de los trabajadores metalúrgicos que es muy importante y no lo podemos desperdiciar. Después tenemos un avance tecnológico similar al de Japón o Corea del Sur que tampoco podemos desperdiciar. El gobierno nacional tiene que darnos la facilidad para poder reconvertir a otros productos que no se produzcan en el continente, con la misma tecnología que tenemos”, expresó.

 

“Hemos demostrado que bajamos los precios, nos falta mejorar la logística pero lo vamos logrando y lo importante es que nos den la normativa que nunca se reglamentó sobre los productos originarios de la isla. Estos dos años hicimos un esfuerzo enorme, hubo peleas con el sector de la madera, con quienes he discutido mano a mano, y resulta que yo hago esa reconversión, les pago los muebles, logramos que aumenten la producción, pero cuando queremos sacar estos muebles de diseño no se puede porque tiene agregado un herraje o un vidrio”, manifestó la gobernadora.

 

Otro ejemplo claro que citó fue “una empresa de agua en Tolhuin donde hay un lío bárbaro por la tapita, que tampoco se puede sacar de la provincia. Yo necesito flexibilidad en la normativa fueguina y esto lo firma el presidente de la Nación”, sentenció, y puso a disposición “todo el trabajo que hemos hecho y tengo documentado”.

 

Compruebe también

TOLHUIN: SE REALIZÓ LA APERTURA DE SOBRES PARA LA PAVIMENTACIÓN DE AV. LOS ÑIRES

Con la presencia de funcionarios municipales y representantes del Concejo Deliberante, se realizó el acto …

Escandalo: EL JUEZ SAHADE IMPLICADO EN COBROS DE COIMAS Y ARREGLOS JUDICIALES

La Cámara de Apelaciones de Río Grande tomó conocimiento de una pericia donde figuran intercambios …

Dejanos tu comentario